Haibun 2

Es apenas un instante, solo un breve parpadeo el que percute, suavemente, esa nota largamente afinada. Mucho antes de tu nombre pronunciado por tu voz, ya escucho el color de tu presencia…

Posado en tus hombros, 

el sol es un ave

mudando de alas. 

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: