Salto

El gran beneficio de caminar es la sensación de autodominio que conlleva. Regulo mi paso, mi postura, mi pensamiento, mi actitud. Donde sea que requiera estar, el caminar me lleva, me presenta, me instala, me incluye. Caminar es efectuar un recorrido por el propio ser.
Lo inquietante es ver que se termina el suelo y que la enorme zanja, la barranca, obliga un salto.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s