El orgullo es un suicida en permanente ensayo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: