Para los finales

No lo oculto: los silencios repentinos me provocan delirio, me enferman; puedo malinterpretarlos en mil y una formas.  Me remiten a los finales anticipados: ayer mismo abandoné la mesa sin probar siquiera el café.

Y es que al acto de callar le acompaña, invariablemente, la mirada sentenciosa.

Me enferma que la palabra sea derrotada.


Un pensamiento en “Para los finales

  1. Excelente, qué bien Ulises! creo que con cada trabajo uno puede regodearse en la técnica y el oficio que tienes para escribir, aún cuando me gusten los silencios, no sé, será porque puedo (mal) interpretarlos de mil formas distintas. Un abrazo, amigo.

    Me gusta

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s