Anónima Advertencia

No se puede ir por ahí

sin ser visto,

aunque sea por un viento

sin rumbo;

caminar sin ser imaginado

por la acera donde el sol

lo toma un invidente;

no sin escuchar, no se puede,

la pseudónima consigna del graffiti,

las pequeñas letras que se ríen

por el borde en los volantes comerciales,

a los perros que nos ladran

de su humano estrés de encarcelado,

las farolas oxidadas, encorvadas,

vomitando su cansancio.

.

Primeramente publicado en Estridentópolis.

Un pensamiento en “Anónima Advertencia

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s