2018/22

145. El mexicano promedio, en sus breves momentos de independencia, apresura el regreso del caudillo.
146. La esperanza es como el pábilo que persevera su flama cuando ya toda la cera es líquida.
147. La rabia más justificada, como la más inexplicable, termina siempre en un fútil rescoldo.
148. “No conviene irritarse contra cosas que para nada toman en cuenta nuestra ira”. Marco Aurelio, en Pensamientos.
149. Las monedas que ingenuamente se lanzan al agua, al aire, ni debieran lanzarse ni tienen valor.
150. Ofrendar es abrir puertas (hacia uno mismo).
151. Mi transparencia, inamovible, es un jaque a tu simulación.

Anuncios

131. Árbol pretérito.
132. Pradera en llama inextinguible.
133. Orfandad del rayo efímero.
134. Lava que se expele por que el aire la sofoque.
135. Trazadora de inminencias.
136. Dominar la sangre es alumbrarse en la caverna.
137. Este es un edificio iluminado por la sangre. Una arteria diminuta accede al sótano y arroja un pez que observa todo.

2018/17

110. “Del que vive con estrechez, digamos que es económico; del vano y jactancioso, que quiere
ser agradable a sus amigos; del rudo y libre de lengua, que es franco y enérgico; del
arrebatado, que tiene un gran corazón. Es la única conducta capaz de hacer y conservar los
amigos, pero nosotros ponemos tachas en las mismas virtudes, empañando el cristal
transparente del vaso”. (Horacio, en Sátiras).

111. “Los enemigos más violentos del orden son a menudo hombres que embozan su desesperación. En ellos arde la nostalgia por la vida honorable que alguna vez conocieron o que buscaron por camino equivocado”. (Walter Muschg, en Historia Trágica de la Literatura).

112. “Ningún ciudadano es venerable ni ilustre
cuando ha muerto. El favor de quien vive preferimos
los vivientes. La peor parte siempre toca al muerto”. (Arquíloco).

113. “Aún los aprovechados en el estudio del universo deben esculpir en la memoria una imagen elemental de todo, pues más necesitamos un prontuario general y memorial abreviado, que de cosas en particular”. (Epicuro, en Cartas).

114. “Estoy compuesto de un principio que obra en mí cual una causa y de un
elemento puramente material. Ni el uno ni el otro serán aniquilados, puesto que ninguno
de los dos ha sido hecho de nada. Así, pues, todas las partes que me constituyen serán
transformadas en alguna parte del mundo. Esta se transformará a su vez en otra, y así
sucesivamente hasta lo infinito. Nada me impide el emplear aquí esta palabra, si bien es
verdad, no obstante, que el gobierno del universo se halla sujeto a fatales y periódicas
revoluciones”. (Marco Aurelio, en Pensamientos).

115. “El ser humano perfecto debe conservar siempre la calma y la paz de espíritu y no permitir jamás que la pasión o el deseo fugaz turben su tranquilidad. No creo que la búsqueda del saber sea una excepción. Si el estudio al que te consagras tiende a debilitar tu afecto y a destruir esos placeres sencillos en los cuales no debe intervenir aleación alguna, entonces ese estudio es inevitablemente negativo, es decir, impropio de la mente humana”. (M. W. Shelley, en Frankenstein).

116. “Amo la vida, aunque sólo sea una sucesión de angustias, y la defenderé”. (ídem).

Zanfonia

Leyendo un poco de literatura medieval y de toda la perdición que ella implica sin perder su genio y poesía, me topé con la mención a la zanfonia, instrumento musical de la época que, por supuesto, en este lado del Atlántico nos es extraño.

En días próximos, tendrá lugar la celebración de los 50 años del Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes, el más importante en México.

No sólo es una gran oportunidad para escuchar a varias de las voces que han obtenido este galardón. Para algunos de nosotros (los mexicanos hacemos referencia en plural a la primera persona), representa recuperar esa costumbre, perdida cuando el Encuentro de Poetas del Mundo Latino dejó esta ciudad, de cerrar los ojos y bajar la frente en pos de la ubicuidad que proporciona la poesía.

89. En el mutismo de mi estudio, en el pasar de cada hoja.

90. En el ínterin de las jornadas, en el sueño prodigioso.

91. Ante el resabio de las horas, en el resuello infatigable.

92. Por qué linde no se infiltra la esperanza que depura…

93. No se extinga mi deseo por los días que me prueban.

94. Que al final de cada noche alguien más diga mi nombre.

95. Caiga el canto del pasado y se disipe la neblina del futuro: sea mi tiempo el presente, para siempre.

82. Hay personas cuyo trato con el agua es imposible sin un molde.
83. Las cofradías son el limo de la comunidad.
84. "La sociolingüística ha demostrado la variabilidad del lenguaje en el mismo hablante, que se sabe adaptar, dentro de los límites de su repertorio lingüístico, a las diferentes situaciones en que se sirve de la lengua".
85. La indiferencia es prima hermana de la cobardía.
86. El mal actor se molesta cuando el público no aplaude. Ignora que permanecer al fin del número es una cortesía inmerecida.
87. Se salva el deseo de venganza anticipándose a la ofensa.
88. La carne es el territorio único que debe erigir fronteras.

75. ¿Han notado que la gripe y el orgasmo comparten reflejos musculares?
76. Por desgracia, la gripe dura más.
77. Palabra que encontré en algún mito griego, seguramente sobre Hefesto: cojitranco.
78. (…)
79. (…)
80. (…)
81. No es difícil ser las aspas, el mortero, el molino entero. Complicado es ser el viento.

68. Ganar tiempo es perderlo.

69. Regresar es siempre un acto de entereza.

70. Los aliados surgen cuando no se les necesita.

71. La función de un pacto es, principalmente, su incumplimiento.

72. En cada arbusto hay un espía.

73. En cada espía hay alguien observándose a sí mismo.

74. Los rituales representan el vacío.

Enviado desde Blue

61. El equilibrio es buena pose, pero siempre están los polos imantando, alterando la experiencia… Se remecen las barcas aún en el muelle.

62. (…)

63. Las banderas, con el viento se desgarran.

64. (…)

65. (…)

66. El agua más turbia es transparente.

67. Hendir el agua y tocar la piedra.

2018/9

54. Ausente Mariana, su escritorio es un desierto extenso y blanco. Sobre él, unas figuras diminutas, peregrinas, logran distraer del calendario en el cual ha señalado, con un círculo, las fechas de sus quimios.
55. Coincidencia. La tarea fue escribir sobre alguna persona resiliente, real, no sacada de películas u otra ficción. Llené la página hablando de Mariana y su denuedo, y dejé otras más en blanco al pensar en el momento en que no regresare…
56. El tatuaje es la orfandad de la palabra.
57. Hay algunos que se encuentran a mitad del puente, y se advierten solo cuando han llegado en solitario a cada extremo.
58. Caminé tres horas. En mi espalda se apagó la tarde y mi cuerpo transpiró la ira.
59. El tiempo más impreciso lo indica el reloj.
60. Gina dice que estas canas son por dormir poco.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑